Alt

¿Qué vuelve tan popular al Nissan Sentra?

Fama de confiable, años en el mercado, mucho espacio... qué se yo. Algo tiene el Nissan Sentra, que los mexicanos llevan mucho tiempo viéndolo con ojos de amor. Por más de una década, el compacto de Nissan ha permanecido fijo en la lista de los autos más vendidos de nuestro país. Simplemente el año pasado se vendieron más de 40,000 Sentra en México. Cuarenta mil.

Hace apenas unos meses recibió una ligera actualización estética y tecnológica, que trajo frescura a la gama en el momento exacto en que los coreanos de Hyundai y KIA irrumpieron en este segmento tan competido. Aprovechamos esta oportunidad para probarlo de nuevo y descubrir qué es eso que lo vuelve tan popular.

 

Nissan Sentra 2017 3

En su actualización hay pocos cambios, sólo es nuevo lo necesario

El Nissan Maxima llegó a imponer un nuevo lenguaje de diseño en la casa, que paulatinamente fue dejando huella en el resto de los modelos de la marca. En el Nissan Sentra fue adoptado, sobre todo, al frente. Continúa con su estampa discreta, pero ahora con un diseño de faros más agresivo, parrilla más grande y dosis extra de cromo. La parte trasera apenas cambia el diseño interno de las calaveras —y su iluminación LED— y de la defensa.

Si lo miras desde dentro, apenas notarás un volante nuevo —heredado de Juke— y algún acabado de mejor apariencia en el tablero. El Sentra no es el compacto más ostentoso, ni busca serlo. En el habitáculo, en general, lo que reina es la funcionalidad. Las formas del tablero son sencillas, ideales para quien no quiere complicarse su existir con tanto botón y formas extrañas. El espacio, además, es ideal para cinco pasajeros y su respectivo equipaje en una cajuela grande y de boca amplia.

Nissan Sentra 2017 5

LOS ACABADOS SON SENCILLOS Y NO LOS MÁS SOBRESALIENTES, PERO CALIFICAN COMO ADECUADOS Y DE BUENOS AJUSTES.

Lo mejor que encontraremos es, sin duda, el equipamiento. Quizá a simple vista el interior no lo califique como tal, pero tenemos equipo de sobra: quemacocos, vestiduras en piel, sistema de navegación, pantalla táctil de 5.8 pulgadas, sonido Bose con 8 bocinas, aplicaciones para el sistema de infotenimiento, clima de doble zona, espejo retrovisor electrocromático, llave inteligente, controles de audio y velocidad crucero al volante, cuadro de instrumentos multifunción con gráficos a color, cámara de reversa, faros de LED —que qué bien alumbran, por cierto— y rines de aluminio de 17 pulgadas.

Incluso a nivel seguridad, el Nissan Sentra sorprende en una primera impresión: seis bolsas de aire —eso sí, sólo en esta versión Exclusive—, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS, EBD y BA, monitoreo de punto ciego y alerta de tráfico cruzado. ¿Qué pasa después? Que, pese a todo, sigue siendo de los pocos compactos que aún no integran control electrónico de estabilidad (ESP), un sistema que marca la diferencia entre si terminamos en trompo o salimos bien librados en una maniobra de emergencia. Nos parece sumamente criticable que, por el precio, Nissan no lo ofrezca ni como opción.

Nissan Sentra 2017 8

Y al volante, ¿qué tal va el Nissan Sentra?

Hablemos de su conducción. Es fácil de manejar, maniobrable y muy cómodo. No diremos que la puesta a punto de su suspensión, dirección y transmisión sea nuestra favorita, pero para un conductor que ve el auto como una máquina de batalla, cumple. Absorbe adecuadamente irregularidades del camino y, en vías rápidas, transmite seguridad. En zona de curvas será mejor no tentar a la física, pues la combinación de la suspensión blanda, con un eje trasero de barra de torsión y la ausencia de control electrónico de estabilidad no invitan a querer encontrar los límites del auto.

Ahora bien, el motor es un cuatro cilindros de 1.8 litros, del que se extraen 129 hp y 128 lb-pie de torque. Parecen suficientes, y en la mayoría de los escenarios urbanos lo son, pero en rebases, incorporaciones o en autopista se agradecería un motor más potente y, sobre todo, una transmisión más ágil. La caja CVT del Nissan Sentra siempre busca mantenerse en la parte baja del tacómetro para conseguir un buen rendimiento de gasolina (nos dio un respetable consumo de 11.5 km/l en ciudad), pero cuando se trata de exigirle lo máximo al motor, se queda pegada a las 4,500 revoluciones. Eso, sumado a la imposibilidad de manipularla manualmente, castiga la dinámica del auto.

EL NISSAN SENTRA VA MUCHO MEJOR CON TRANSMISIÓN MANUAL. LA VERSIÓN QUE PROBAMOS, EXCLUSIVE, SÓLO ESTÁ DISPONIBLE CON CVT.

Nissan Sentra 2017 4

La clave de la popularidad del Nissan Sentra es...

Está claro que, tras todo lo anterior, Nissan podría tener un modelo mucho más competitivo si introdujera control electrónico de estabilidad y bajara dos rayas el precio... o compensara introduciendo un motor más potente. De cualquier forma, tras haberlo conducido, nos queda claro porqué es uno de los más vendidos: es cómodo y fácil de llevar.

Eso, sumado a una de las redes de concesionarios más grandes del país y las facilidades de pago que ofrece la marca, convierten al Sentra en el éxito que es: un auto que sin igualar la potencia de sus rivales, ni con acabados espectaculares, ni con un manejo extraordinario, ha sabido compensar con utilidad, equipamiento, buenos consumos de gasolina y, ante todo, accesibilidad... aunque no sea precisamente barato.